Compartir

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger afirmó que “se vienen tres meses delicados en materia de inflación”. No descartó una reducción paulatina de los encajes.

En un encuentro organizado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) en el Hotel Sheraton Buenos Aires, el titular del BCRA sorprendió a los empresarios presentes con esta dura frase.

Acto seguido, acordándose que estamos en pleno período de paritarias, le aconsejó a los gremios que confíen en el cumplimiento de la meta inflacionaria para 2017 y “no tengan en cuenta la suba generalizada de precios de 2016”.

“Se cumplirá la pauta del 17 % anual, por lo cual se van a mantener las tasas de interés”, afirmó.

El anuncio del BCRA de sus metas y sus acciones futuras, permite que todos tomemos nuestras decisiones con ese elemento sobre la mesa, incluido precios y salarios“, dijo Sturzenegger.

Cuánto más alineadas las expectativas con la realidad, menor será el costo en términos de actividad de la desinflación propuesta“, dijo el jefe de la autoridad monetaria.

Además señaló que “No existe margen alguno -por el momento- para el relajamiento de la política monetaria“.

Lo cual no sorprendió a los empresarios presentes, aunque muchos piensan que está retrasado. A otros los dejó pensando en la acotación “por el momento” y los más agudos anotaron una frase que dijo al pasar: “quizá llegó el momento de una reducción paulatina de los encajes“.